Los 5 errores que suele cometer el manipulador de alimentos

Errores comunes Manipulador Alimentos
  • 13/01/2017

Hoy te traemos un artículo muy recomendable para los que solemos cocinar, pero sobre todo para aquellos trabajadores que manipulan alimentos (tanto en la elaboración, como en el envasado o la distribución de los mismos) y tienen en sus manos la salud y la seguridad alimentaria de todos los consumidores.

Son muchos los sectores que cuentan y necesitan trabajadores con la certificación de Manipulador de alimentos: hostelería, comercios de alimentación, empaquetadoras, distribuidores, agricultora, productos cárnicos, etc.

En todos los procesos que intervienen los manipuladores de alimentos, el reto principal es encargarse que todos los productos alimenticios estén en perfectas condiciones para ser ingeridos o pasarlos a la siguiente parte de la cadena de producción. Los productos deben tener una correcta desinfección, manipulación, elaboración y distribución.

Con la formación que se recibe al obtener el certificado o carnet de manipulador de alimentos, se aprenden los procedimientos de seguridad alimentaria, el problema es que se suelen olvidar. Por este motivo os recordamos los 5 errores más comunes y que nunca debes olvidar.

 

Error 1- Descongelar los alimentos a temperatura ambiente.

Descongelar alimentos a temperatura ambiental es uno de los errores más cometidos en las cocinas. El problema de dejarlo en la encimera es que se pueden llegar a temperaturas consideradas de alto riesgo, donde proliferarán focos infecciosos.

Lo recomendable es descongelar el producto 24 horas antes bajo refrigeración, ya sea en una cámara frigorífica o en la nevera. Si queremos descongelar grandes cantidades de carne, se puede descongelar en el microondas y consumirlo o elaborarlo de manera inmediata.

 

Error 2- Incumplir las recomendaciones básicas.

Solemos encontrarnos a algunos manipuladores de alimentos que no le dan la suficiente importancia a las recomendaciones básicas:

– Lavarse las manos con asiduidad.

– Ponerse el gorro, los guantes y las mascarillas reglamentarias. Se recomienda que los guantes se laven o desinfecten, del mismo modo que nuestras manos. Se aconseja no usar guantes de látex, ya que estos pueden provocar reacciones alérgicas a muchas personas. En su lugar se pueden usar guantes de nitrilo o vinilo.

– Usar diferente utensilios y lavarlos con agua y jabón para evitar la contaminación cruzada

Si incumplimos estas pautas se deriva un alto riesgo de contaminación alimentaria. ¿Son fáciles de aplicar verdad? Pues conviértelo en un hábito y evitaremos muchos problemas al consumidor y a la propia empresa en la que trabajamos.

 

 

 

Error 3- No realizar una valoración completa de los alimentos.

El aspecto o el olor de los alimentos no lo es todoSi bien, el alimento o la materia prima pueden parecer idóneo para su consumo, no sólo hay que fijarse en el olor y su aspecto.

Existen multitud de factores de proliferación de microorganismos, causando enfermedades y trastornos alimentarios. Por eso es recomendable NO asociar el aspecto a la seguridad de poder ser apto para el consumo.

Aplicando todas las pautas enseñadas en higiene alimentaria, disminuirán las incidencias de cuadros de náuseas o vómitos comunes, sobre todo en verano.

 

Error 4- No concentrarse en lo que haces.

Puede parecer algo obvio, pero si no te concentras en tu trabajo y en la manipulación de los alimentos, aumentará el riesgo de intoxicaciones alimentarias.

 

Error 5- Preparar alimentos con mucha antelación.

En los restaurantes y bares, a menudo, se preparan platos cuya parte de su elaboración tiene que ser anticipada. Si no fuera así estaríamos esperando mucho tiempo para ser servidas.

Es muy importante saber que cuando esta elaboración se realiza con alimentos considerados de alto riesgo hay que ser mucho más estricto en la seguridad alimentaria.

Pongamos como ejemplo de alimento de alto riesgo: El huevo puede contener microorganismos, el más conocido, de esta materia prima tan usada en nuestra alimentación, es la Salmonella. Si el huevo se encuentra en mal estado puede producir salmonelosis . Si la temperatura del alimento elaborado con huevo es superior a 20ºC puede aumentar el número de microorganismos en pocos minutos.

Estos errores se pueden evitar con una buena formación académica.

Queremos saber tu opinión, así que déjanos un comentario y estaremos encantados de contestarte lo antes posible.

 

 

 

Imágenes: Pixabay

Suscríbete

Recibe material exclusivo, noticias y promociones para sacarle el máximo provecho a tu empresa alimentaria.

¿Aún no tienes el curso de Manipulador de Alimentos?

Comienza el curso y consigue tu certificado OFICIAL y con ENVÍO GRATIS a toda España